¡Ché, que debacle!

¡Ché, que debacle!

0 de 12. Estos son los puntos conseguidos por el ValenciaCF en las primeras cuatro jornadas de Liga. Un equipo hecho para estar en la zona alta de la clasificación, que en estos momentos  ocupa la última posición.

El primer problema está en los que mandan, pero ahí no quiero entrar. Hablemos de los que tocan la pelotita. Una plantilla que en los dos últimos partidos ha tirado de corazón y de muy poco fútbol. Mejor dicho, del poco fútbol que generan jugadores como Mario Suárez, Enzo Pérez, Medrán y Parejo.

El argentino, es un jugador que brilla por su coraje y garra, pero no por el fútbol que despliega. Todo lo contrario que Medrán, un futbolista muy técnico y que con el Castilla sobresalía, pero que le falta un poco de experiencia y más para llevar la manija de un equipo “champions”. Pasamos a Dani Parejo, un jugador intermitente, que no sabes por donde te va a salir. Puede estar jugando un partido de 10 y hacerle una asistencia al rival en el 90 para que te gane el partido. Por último y como más importante, Mario. El enganche entre la defensa y el ataque, el que no debe perder balones, el que debe iniciar los ataques, pues por favor, padres y entrenadores de niños que quieren dedicarse a este deporte, no les pongáis videos de Mario. Paco Ayestarán se lo dejó muy claro al sustituirlo en el minuto 66 en San Mamés. Sin ninguna duda el señalado tras la derrota ante el Athletic.

Pero la culpa no solo es de ellos, solo que este año, por el momento, el Valencia no está jugando a nada y se supone que estos cuatro jugadores son los elegidos por Ayestarán para que lleven el mando del equipo. Pero el resto de jugadores están igual o peor que los mencionados. Solo hay que ver como en los dos partidos disputados en Mestalla, el equipo ha recibido 7 goles, cuatro ante Las Palmas y tres ante el Betis, y no solo eso, sino que también se han llevado los tres puntos del feudo valencianista. Y del ataque mejor no hablar, un equipo sin un 9 puro, que juega mucho por las bandas, pero que no tiene a nadie que esté dentro del área para hacer los goles.

Esperemos que todo cambie a partir de este jueves en Mestalla ante el Alavés. Dejar atrás el equipo sin alma que se está viendo estas jornadas y parecerse un poco más al Valencia de antaño, ese Valencia que hacia disfrutar a su afición.

Anuncios