El problema de los blancos

La afición de Chamartín echa la culpa a sus delanteros, bueno a su delantero. Todos los focos apuntan a Karim Benzema por su falta de gol, pero no se hace lo mismo con el resto de delanteros, o mejor dicho con Cristiano Ronaldo. Ambos llevan los mismos goles, uno, uno menos que el lesionado Gareth Bale, que también era cuestionado antes de su desgracia.

Pero este no es el verdadero problema del Real Madrid, su centro del campo, este que ha funcionado a las mil maravillas, no está en su mejor momento. Casemiro sigue sin recambio aun teniendo en el equipo al mejor mediocentro defensivo de la pasada campaña: Marcos Llorente. Aunque juegue muchos minutos y tenga pocos y tenga poco descanso, Casemiro funciona al cien por cien y poca queja se ha de tener del jugador carioca.

Isco este año es la gran esperanza dela hinchada blanca. Sin ninguna duda es el mejor jugador del Real Madrid hasta el momento. Juega, hace jugar y corta juego. Poco a poco el malagueño se está convirtiendo en el referente de la parroquia blanca y de la selección.

Y esto que genera Isco es lo que hacían hasta el momento Modric y Kroos, que esta temporada siguen siendo muy importantes para el equipo, pero han perdido mucha fuerza respecto a años anteriores. En el caso del alemán, se nota su función dentro del campo, pero con menos intensidad de la deseada. El croata por su parte ha bajado la intensidad en su juego, ahora el malagueño Isco hace más su función y se ve un Modric mucho más desconectado que años anteriores.

Esto puede ser por la mala gestión que está haciendo Zidane del equipo, ya que a los titulares les está dando muchos más minutos que otros años y parece que no tiene tanta confianza en la segunda unidad. Tras la pérdida de James Rodiguez o Alvaro Morata es entendible ya que eran suplentes de primer nivel ya aguerridos y con una trayectoria ya afianzada, es decir podrían rendir al mismo nivel que los titulares, en cambio este nuevo Real Madrid tiene gente muy joven y muy buena, pero aún no se sabe como rendirán en el club blanco. ¿Al final tendrá razón Cristiano Ronaldo en sus palabras?

Esto no es como empieza, sino como acaba y sabemos que este Madrid siempre lucha hasta el final. Poco a poco recuperando jugadores lesionados y haciendo fuerte al grupo, este equipo competirá hasta la última jornada en cada competición. Así es el Real Madrid.

 

Anuncios

La salsa de los derbis

La salsa de los derbis

Pasadas estas semanas de tensión y pasión futbolera, me dispongo a hablar sobre el tema de los derbis, no solo del barcelonés, que también, por todo lo que ha acontecido, pero quiero hablar en general de este tipo de partidos.

Como bien dice la RAE, un derbi es un encuentro futbolístico, en el cual hay rivalidad por cuestiones regionales o locales. Es decir, un RCD Espanyol-FC Barcelona, Valencia CF-UD Levante, Atlético de Madrid-Real Madrid, Sevilla FC-RBB, Deportivo-Celta y un largo etcétera en el amplio panorama estatal.

Este tipo de encuentros con el paso de los años han ido perdiendo en intensidad. Antes las aficiones deseaban que llegaran estos partidos para poder quedar por encima del equipo “vecino”, para humillarlos, para burlarse de ellos hasta que llegase el siguiente derbi o incluso hay casos que se recordaran siempre. El más conocido es el “Tamudazo”, en el cual el Espanyol, dejó sin el título de Liga al Barcelona en la temporada 2006/2007.

Ya que hablamos de este derbi, vamos a adentrarnos en lo sucedido estos días. Todo comenzó el 2 de enero. Se enfrentaban ambos equipos catalanes en Liga. Fue un partido muy físico, el equipo perico se empleó de manera fuerte, pero sin ningún ápice de violencia, pero si con mucha permisividad del colegiado, de lo cual, los jugadores blaugranas se quejaron al final del encuentro.

Y aquí comienza la salsa. En cuatro días se volvían a enfrentar. La prensa catalana, la mayoría,  por no decir toda, es culé, por lo que comenzaron a criticar la actitud de los jugadores blanquiazules. Y como no podía ser menos, la prensa de la caverna, apoyando al rival “más” débil o lo que es lo mismo, apoyando todo aquello que no sea blaugrana. Se montó tal, que sucedió lo que tenía que suceder.

El partido se le fue de “los pies” a Pau, ya que los piques existen en pisada.jpgcada partido y las palabras como bien han dicho en el último partido se queda
n en el campo, pero lo que hizo el arquero fue lamentable, ya que con todo conocimiento de la acción, pisó la tibia a Leo Messi. El momento me parece el antifútbol, pero el no reconocer lo que hizo y además no pedir disculpas me parece peor.

Esto no fue lo único que sucedió. El equipo blanquiazul se quedó con dos menos lo que hizo que al final del encuentro saliesen cabreados y criticando a la prensa por la presión que habían generado. Razón no les faltaba, pero agresividad en este partido les sobró. Como también le sobró un poco de lengua, como de costumbre, al bueno de Gerard Piqué, el cual dejó un mensaje a esa “maravillosa minoría”.

Este mensajito caldeó un poco más el ambiente, que así quedó durante toda la semana. Con este ambiente llegamos al día 13, último derbi, que fue el más soso y a la vez el más lamentable. No hubo color en el terreno de juego, pero si en la grada y no fue un color muy agradable. Un sector de la grada españolista sacó diferentes pancartas durante el encuentro. Las peores de todas fueron en las que mencionaron a la mujer de Piqué. Lo único, que no vuelvan a aparecer textos así, pero en contra del club rival sí, que debería ser lo normal.

Derbi sevillano

“Estoy como si se me hubiera muerto un familiar”, esta frase pronunciada por Merino,  entrenador del Real Betis, ha generado polémica al comparar la muerte con un simple partido de fútbol. Pero lo que yo quiero es defenderla, él, como bético bien sabe lo que significa un derbi, lo que significa ese partido contra el Sevilla. Y lo que sucedió el pasado martes es para que alguien que realmente ama a su equipo y odia a su eterno rival, se sienta tal y como se sentía el entrenador verdiblanco en ese momento.

El Sevilla les dio un baño, hicieron todo lo que quisieron, tanto los jugadores como los aficionados del conjunto de nervión, que llegaron a burlarse del Betis cantando el himno del centenario del conjunto verdiblanco. Los sevillanos, aun sienten los derbis.

Y es lo que vengo a repetir, esa esencia de los derbis se está perdiendo. Deben volver las rivalidades locales, ver como al vecino le va mal y sentir placer, eso sí, sin llegar al menosprecio de personas ajenas al fútbol.